Viajes

En el aeropuerto

 

Me encuentro disfrutando de un café en una cafetería en la que puedo observar a las personas que se encuentran a mi alrededor, una mala costumbre que me gusta especialmente.  Como es Agosto, el aeropuerto está abarrotado de personas en busca de sus vacaciones y permite ver más allá de la gente de negocios que acostumbra a viajar semanalmente, es mucho más interesante. Se hace evidente que muchas personas encuentran incómoda la visita al aeropuerto debido a las incesantes colas y esperas que hay que realizar. Se puede palpar la irritación.

Es curioso, pero yo he llegado a saborear estas esperas, las he consigo poner a mi favor (si quieres saber como me las apaño en el aeropuerto lee mas mas abajo).Tras muchos viajes realizados cada año llegas a encontrarte como pez en el agua. Yo me siento una extraña en extrañolandia. Conozco perfectamente el funcionamiento de los aeropuertos, y tengo la paciencia suficiente para disfrutarlos. Sin embargo, cuando me paro a observar al resto del mundo me doy cuenta de que a mucha gente no le gusta viajar en avión, cosa completamente comprensible debido a las ya mencionadas largas esperas. En cualquier caso, este hecho hace más evidente que este mundo se ha vuelto chalado. Todas y cada una de las personas gozan de la distracción de un dispositivo electrónico en la mano: movil, tablet, kindle, ordenador… y la parte mas rara es que van acompañados de otras personas, tienen la gran suerte de poder hablar y disfrutar del tiempo en compañía. Las personas como yo, que viajamos solas, somos meros observadores sin más. Casi invisibles a los demás. Soy consciente de que los afortunados acompañados no se dan cuenta de lo terrorífico que resulta verles ignorarse los unos a los otros. Deberían de dejar el dispositivo para luego, para el avión quizás. Siempre hay tiempo para usarlo cuando uno está encerrado, y aun así hay mas opciones que están pasando al olvido, como leer. Comprendo que el aburrimiento puede llegar a ser mortal pero siempre hay maneras de sobrevivir a él .

Tengo la extraña sensación de que me he quedado muy atrás, en otro momento en el tiempo. Veo a las niñas sacarse selfies poniendo morritos y sacando la lengua con una naturalidad especial. ¿En qué momento se ha convertido en normal esto? Ellas no sienten vergüenza porque el resto del mundo las vea llevar a cabo esta extraña acción. Veo a padres leyendo algo en sus tablets mientras sus niñas se dedican a publicar sus vidas en internet. Descubro a una pareja que ha decidido hablar a través de sus móviles con el exterior… Esta nueva forma de comunicación me resulta fascinante y a la vez terrorífica, ¿no?. Se hace mas que evidente que el mundo esta destinado a eliminar la comunicación convencional y va en la dirección de la vida en el interior de la intimidad de cada uno.

Estuve no hace mucho en Cuba y descubrí lo que era la España profunda de hace 50 años. Allí, no hay internet en las casas, es ilegal. Los dispositivos electrónicos existen pero las casa no están dotadas de la distracciones con las que contamos la mayoría de nosotros. Si quieres conectarte a internet has de ir a la plaza del pueblo y tienes que pagar por el lujo de gozar de internet. Esto hace necesario pasar tiempo fuera de casa y normalmente la gente queda en la plaza del pueblo para no estar en soledad. Me resultó curioso ya que me llegué a preguntar si quizás este seria un sistema mucho mejor para continuar con la comunicación interpersonal cara a cara y para hacer posible que las personas salgan de sus casas. Evidentemente, es un retraso que el internet no sea legal en una propiedad privada pero si lo piensas dos veces, también debería ser ilegal que no hables con la persona que tienes al lado porque estas muy ocupado con internet. No pretendo crear un movimiento de legalización de los datos móviles o el wifi pero sí que seamos conscientes de lo que estamos haciendo y a donde nos estamos dirigiendo.

En Cuba, o en los países donde las casas no gozan de grandes lujos, las personas pasan mucho tiempo fuera de casa, los vecinos se visitan sin necesidad de avisar con días de antelación, la improvisación está a la orden del día, el que menos tienes es el que más da, y las envidias no existen. La vida se vive con más naturalidad y empiezo a pensar que probablemente el problema sea el nivel de tecnología que tenemos en nuestras casas. Es muy difícil aburrirse, lo tenemos todo al alcance de nuestra mano, ¿quien va a querer salir de casa con lo cómodo y entretenido que es estar dentro de ella? Además, cada vez es más normal encontrar personas que trabajan en casa. Ya no hay necesidad de asistir a una oficina. Esto está reduciendo nuestro nivel de socialización. ¿Estamos abocados a dejar de relacionarnos en persona? ¿Es esto lo que queremos? Creo que la tecnología es un verdadero retraso social porque no estamos preparados para utilizarla correctamente y para lo que realmente sirve. La frivolidad se esta haciendo con nosotros y no parece que nos estemos dando cuenta.

Por otra parte, esta claro que este tema suele ser motivo de críticas y que bajo mi punto de vista no es la dirección que deberíamos llevar, sin embargo, por otra parte, y de forma contradictoria, también empiezo a pensar que no debiera ser así. Esta sociedad ha cambiado, ha evolucionado. No creo que pueda poner la mano en el fuego a decir si es mejor o peor. No puedo evitar darme cuenta de que las personas mayores siempre dirán que sus tiempos fueron mejores y nunca entenderán los drásticos cambios que se viven constantemente (ya me empiezo a ver reflejada en esto). Lo cierto es que es una pena que ya no nos comuniquemos cara a cara de la forma tradicional y natural, pero este cambio es real y permanente. Mi pregunta es: ¿es posible permanecer ausente al cambio o debemos cambiar todos con él y adaptarnos? Una vez me dijeron que siempre hay que adaptarse, quien no se adapta muere o es olvidado. Yo intento adaptarme pero dando pasitos pequeños, inseguros y no muy firmes. Pasito a pasito se va haciendo camino, creo. El problema es que no tengo tan claro el querer pertenecer a esta nueva sociedad a la que he llamado extrañolandia.

Evidentemente yo no puedo cambiar la forma de pensar de la gran mayoría, ni tampoco puedo esperar que el progreso frene pero espero que esto sirva de reflexión. Si entendemos lo que hacemos y su porqué, podremos actuar consecuentemente.

Y bueno, tras esta reflexión y para finalizar este post, he hecho una pequeña sección para quien no sepa como viajar sin aburrirse.

Como viajar en avión sin aburrirte demasiado

Con la mejor intención de ayudar a aquellas personas que siguen sin tener claro que pasarse horas en el whatsapp sea lo más interesante y dado que estoy en el aeropuerto me gustaría explicar como realizo los viajes en avión. ¡Yo sobrevivo! o mejor dicho, disfruto de mis viajes por estos pequeños momentos de no obligaciones y libertad.

Cuando estás en un aeropuerto, aunque quieras salir corriendo o tengas prisa, te encuentras esperando dos horas antes y sin salida y además sabes que deberás permanecer varias horas más dentro de un avión. Si tienes la mala suerte de tener escalas probablemente se pueda convertir tu viaje en el día de la marmota.

Mi recomendación es que pienses que cosas te gusta hacer, ves preparado. A mi me gusta leer, escuchar música, escribir, jugar a cartas, ver películas o series y me chifla observar a mi alrededor. Por ello, la mochila la llevo cargada de entretenimiento, soy la Mery Poppins turista.

Si vas acompañado, no seas tonto y habla con la persona que tienes al lado. Intenta por una vez eliminar la distracción de la tecnología por lo menos antes de subir al avión. Juega a lo que sea, hay miles de opciones. Ya he dicho que a mi me gustan las cartas pero puede que tu prefieras el ajedrez, ¡llévate un ajedrez portátil!.
Si viajas solo es tu momento de hacer las cosas que necesitas hacer y nunca tienes tiempo de llevar a cabo.

En las colas el móvil puede ser beneficioso para buscar el traje de esa boda a la que asistirás en breves; o quizás puedas buscar cosas para decorar tu casa; o aprovechar para ir de rebajas; puedes revisar el periódico; o leer un estudio que tenías pendiente; o simplemente escucha música y goza de la libertad de estas dos horas. Se que he dicho que el móvil no es siempre la salida, en este caso hacemos un pequeña excepción porque estás solo, tienes a 20 personas esperando a dejar el equipaje y hacer el check in y sinceramente hay que aprovechan nuestros recursos, así se pasa volando. Algo que es fantástico hacer en estas colas es llamar a esa persona que siempre quieres llamar y con la que nunca tienes tiempo de hablar. Ahora es el momento, tienes probablemente quince minutos para ello.

Cuando llegues al control, intenta ir siempre con lo más sencillo para no tener que destripar toda la maleta. Yo intento poner todos los líquidos en la maleta a facturar pero entiendo que no siempre se puede hacer esto. Por otra parte, haz todos los traspasos a la bandeja ya en la cinta transportadora, no te pongas en otro sitio si no tendrás que esperar mucho más tiempo, por eso lo has de tener todo muy a mano.
Puede que luego tengas que pasar el control de pasaporte, intenta ir por las máquinas electrónicas automáticas, hay quien las tiene miedo pero mi experiencia es que son mucho más rápidas y que sales sano y salvo de ellas.

Probablemente todo esto lo sepas ya pero he podido observar que no todo el mundo sigue estos pasos y se pierde mucho tiempo si no eres sistemático y funcional.
Aún queda mucho tiempo para coger el avión cuando pasamos todos los controles así que a mi me gusta oler perfumes en el duti free o comprar cualquier cosa que este en promoción. Otros 15-20 minutos se han esfumado. Cuando ya me he cansado del duti free me voy a una cafetería como estoy haciendo ahora mismo. Hoy se me han ido 30 minutos escribiendo, pero a veces simplemente leo, como o me quedo en modo observadora. Es placentero poder estar tranquilo una hora. Para los más valientes, os animo a que entabléis conversación con alguien en vuestras circunstancias, os podéis sorprender mucho. Yo he conocido mucha gente en mis esperas y vuelos, es muy interesante.

Finalmente, me gusta ir a la hora de embarque a mi puerta, nunca antes porque lo veo una perdida de tiempo. Me suelo sentar y espero a que los demás hayan entrado en el avión para no hacer cola. Odio las colas así que las evito. No os preocupéis que no suele irse el avión sin las últimas personas de la cola por lo que si no os gusta hacer una cola absurda, saltarosla, esperar sentaditos.

Ya estamos en el avión, ahora tienes permiso para ponerte una peli o jugar con el móvil y evidentemente mandar los últimos whatsapps.

Cuando aterrizamos sólo nos queda un trámite , recoger la maleta. Yo suelo aprovechar para ir al baño y arreglarme un poquito y normalmente a la vuelta, la maleta ya está en movimiento en la cinta lo cual me evita una espera. Si tienes alguna escala, disfruta, lee, juega o tómate un café. Prometo que cuando te lo tomas con tranquilidad todo es mucho más agradable y menos molesto. Aprende a gestionar tu tiempo y disfrutar estas pequeñas esperas como si fueran regalitos de tiempo libre.

Pd. A pesar de todo lo que he dicho, si te apetece usar el whatsapp o publicar donde estas en ese momento está bien mientras que eso haga que disfrutes del largo proceso del aeropuerto. todo está bien. Pero recuerda, si vas acompañado es mucho más interesante y beneficioso que emplees tiempo con la personita que tienes al lado especialmente si es menor de 18. A veces es difícil escuchar con tanto ruido así que quizás tienes que poner la oreja más conscientemente y más a menudo.

https://dailypost.wordpress.com/prompts/stranger-in-a-strange-land/

Un saludo,
Yo ☺️

 

3 comentarios en “En el aeropuerto”

  1. Me ha gustado tu post, es tan cierto. Estudio maestría y hay una hora en la que nos vamos a comer en grupo, después de un rato hay un momento en que nadie habla todos están en el móvil y eso también pasa tristemente con mi familia.
    Sin duda creo que esto nos está separando de crear verdaderos lazos, pero a la vez personas como yo (introvertida) podemos escribir cosas (en blogs) sin temor aque alguien nos juzge. Es un mal necesario, es complicado.
    El año pasado tuve oportunidad de viajar y estar en España, me preguntaba porqué todos se amontonan para el avión, si como dices, ya todos tienen lugar asignado y pues después de unas tres veces de ser casi la última, me di cuenta que ya no había lugar para guardar el equipaje así que sospecho esa es la razón por la que la mayoría se forma, para no tener que llevar el carry-on en los pies jiji.
    Saludos y abrazos 🙂

    Me gusta

    1. Estoy de acuerdo contigo. En cierta forma las redes sociales y estas nuevas formas de comunicación son fantásticas para poder expresarse. El problema que yo veo es que en gran parte de los casos está creando un muro entre personas físicas. Creo que estamos en los inicios de estas nuevas tecnologías por lo que probablemente con el tiempo se verán los beneficios y los contras que tienen, sin embargo, por el momento me resulta triste que la gente no se preste la atención que se merece.
      En cuanto a lo del avión, es cierto que en vuelos baratos y cortos existe la posibilidad de que el equipaje no entre pero… en mi caso este no ha sido un gran problema hasta el momento, suelo ir con mochila y así me molesta menos si tengo que ponerla en el asiento delantero.
      Un saludo,
      Espero seguir teniendo noticias tuyas.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s