Sin categoría, Utilidades

Copa Menstrual

Hoy he decidió escribir sobre un tema muy femenino como es la copa menstrual. Si eres del género masculino no tengo muy claro que este sea tu post, pero quizás te sirva como cultura general o pueda ayudarte a aconsejar a alguna mujer cercana.

Tuve la posibilidad de probar la copa menstrual un par de meses atrás y ha sido una grata sorpresa, lo recomiendo encarecidamente. Me arrepiento de no haber querido probarla anteriormente ya que ha supuesto un ahorro importante y además es verdaderamente cómodo y fácil de usar.

Como todas sabéis tenemos varios métodos disponibles en el mercado para poder pasar los días del mes en los que tenemos la menstruación, tampones, compresas, salva slips, copa… Todos y cada uno de ellos tienen sus ventajas y desventajas, pero tras probar la copa menstrual he de decir que los contras que puede que creas ahora mismo que tiene no son tales por lo que me gustaría clarificar un poco el funcionamiento de la copa y como se utiliza. Si eres una persona que prefieres usar tampones en vez de compresas deberías de leer este post porque te puede ayudar mucho.

La copa es una alternativa más saludable, más sostenible, más rentable y mucho más respetuosa con el medio ambiente en comparación con las compresas y a los tampones. Es 100% suave (no hay tirones cuando no hay suficiente flujo), están fabricadas de siliconas testadas medicamente, es segura, cómoda e higiénica.

Sencillamente, la copa marca la diferencia en esos días del mes. Aparte de la comodidad que significa es una ayuda medioambiental increíble ya que se tiran toneladas de productos para contener el periodo anualmente. Por ello, haciendo el cambio de tampones a copa menstrual impactarás positivamente al medio ambiente. ¡Cada copa menstrual suele durar unos 10 años! ¡Y su precio ronda los 25€! Por ello, aparte de ser sostenible medioambientalmente es un verdadero ahorro para ti.

¡El planeta te lo agradecerá!

El coste de la copa menstrual equivale más o menos a 5-6 meses de tampones. A partir de estos 5-6 meses tu coste mensual será 0€ durante los próximos diez años. Si una caja de tampones cuesta 4€, en el mejor de los casos tu coste en 10 años es de 456€, así que eso que te ahorras.

Pagas 5 meses y tienes 10 años gratis

Por otra parte, ya no te tendrás que preocupar de llevar en el bolso suficiente material para el día o la semana. Sólo necesitas tu copa. No tendrás que andar escondiendo los tampones/compresas cuando vayas al baño porque todo lo que necesitas ya lo llevas puesto. Además, ya te puedes olvidar de ir los primeros días cada dos/tres horas al baño ya que una copa por lo general tiene 3 veces la capacidad de un tampón super. Eso significa que puedes usarlo hasta 12 horas, dependiendo de la pesadez de tu flujo.

Tienes todo lo que necesitas en un simple producto. ¡trabajo hecho!

Además, otro beneficio que tiene es el hecho de poder usarla durante todo el ciclo. Cuando no tienes suficiente flujo, tienes que ir cambiando de tamaño de tampón si no puede resultar doloroso retirarlo ya que absorbe todo el flujo vaginal y sientes como si desgarrase. La copa menstrual no necesita de un mínimo de flujo para sacarla, siempre resulta sencillo y suave por lo que no te dañaras.

Puede que te surja la duda de cuando debes cambiarte la copa ya que no suele avisar, pero no te preocupes. Yo descubrí que no tengo apenas necesidad de cambiarla más de dos veces al día. Los primeros días que la pruebes chequea más a menudo para aprender que cantidad de flujo tienes y de esta forma en futuras ocasiones ya podrás ir tranquila. En cualquier caso, la copa se queda pegada a la pared vaginal haciendo vacío así que es muy improbable que te maches. Yo las primeras veces utilicé salvaslip para estar tranquila pero os aseguro que es muy sencillo.

Por otra parte, la gente suele preocuparse del cambio de la copa menstrual en sitios públicos sin embargo, como no has de cambiarte a menudo hay muchas opciones para que puedas encontrar un baño con pila en el interior. Si no es el caso, no hay problema, vierte el contenido de la copa en el wáter y límpiala un poquito con el papel y la vuelves a introducir. Piensa que igual que estaba dentro la vuelves a meter, no es ningún drama.

Por último, decir que es maravilloso olvidarse del hilito que cuelga. Con la copa no se ve nada y es muy discreta.

CÓMO UTILIZARLA

Quiero explicar un poquito como utilizar la copa ya que puede resultar un enigma si estás pensando en comprarte una. Es muy sencillo, pero requiere un pelín de práctica para poder hacerlo rápido. A la tercera vez que la uses ya será coser y cantar. Solamente has de seguir estos tres pasos fáciles para comenzar:

1. Relájate

Ponte cómoda. Para empezar, es mejor que estés en casa sin nadie achuchando. Siéntate en el baño naturalmente. Para poder introducir la copa has de doblar la copa por la mitad como haciendo una “U”. Así será más sencillo que entre en la vagina y evitarás que haga el efecto vacío antes de tiempo.

2. Prueba

Introduce la copa como si fuera un tampón y si tienes problemas mójala un poco con agua. Cuando ya la tengas dentro, suéltala y deja que se abra por si sola. Recomiendo tirar un poquito del tirador para asegurar el efecto vacío. También debes de rodear la copa con el dedo para asegurar que está totalmente abierta.

3. Tómate tu tiempo

No te preocupes si necesitas varios intentos para acostumbrarte a la copa ya que la práctica lleva a la perfección. Tengo que decir que para mí fue muy fácil pero la segunda vez que la usé no conseguía que se desplegara la copa. Eso es un fastidio ya que puedes manchar la ropa. Mi truquito es bajarla hasta casi el inicio de la vagina, dejarla que se abra y luego presionar para dentro. Si hace vacío y se complica, meter un dedito por un lateral para que pase aire y empujar para que la copa se posicione. Y ya está.

CÓMO SACAR LA COPA

Para quitarte la copa, siéntate y empuja con tu suele pélvico hacia fuera mientras tiras del tirador. Si tienes dificultados introduce el dedo por un lado para eliminar el efecto vacío y luego tira de la copa. ¡Y ya está!

Al leer esto puedes creer que es más complicado de lo que en realidad es. El uso de una copa menstrual es muy similar al uso de tampones, sólo que tiene beneficios de salud mejorados – sin irritación o secado.

Las copas menstruales son la alternativa moderna debido al hecho de que son medioambientalmente positivas y súper saludables.

TAMAÑOS

Si es la primera vez que usas la copa y nunca has estado embarazada cómprate una talla “s” y prueba. A veces no se encuentra la talla perfecta a la primera, pero en mi caso no tuve problemas. Puede que tengas mucho flujo, pero normalmente con la S irás bien.

Si has sido mamá o tu vagina es muy ancha quizás debas de plantearte la talla L. En ocasiones el flujo también hay que tenerlo en cuenta, pero para empezar creo que debes de regirte por estos tips.

CÓMO CONSERVARLA

Solamente tienes que asegurarte de que la hierves antes de introducirla el primer día de periodo y una vez finalices antes de guardarla. Durante el periodo intenta lavarla con agua y jabón neutro siempre que la retires. Asegúrate de que al menos una vez al día la copa la lavas con agua y javón.

Cuando uses la copa vas a poder hacer cualquier tipo de deporte o actividad, ya verás cómo os olvidáis de que la lleváis.

Yo compré mi copa en www.amazon.com, en cualquier tienda ecológica podéis encontrarlas también pero no os asustéis por comprarla por internet. Mirar que está testada y ya está.

Espero que esto os sirva y si la probáis por favor, contadme la experiencia o vuestras posibles dudas y dificultades.

¡Un beso a todos!

YO 🙂

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s