Algo Nuevo, Sin categoría

Un Zoológico muy Grande: El Bioparc

Por fin, después de 3 años de constante insistencia, he conseguido visitar el famoso y bien valorado Bioparc de Valencia. Para quien no esté familiarizado con este lugar, el Bioparc es un zoológico con gran extensión de terreno que fue una verdadera revolución en Valencia dado el diminuto tamaño que tenía el anterior zoológico. Sin embargo, tuvimos muy mala suerte en la elección del día, fuimos un domingo. Por lo visto todas las familias de Valencia y de los alrededores acuden al Bioparc los domingos por la mañana. ¿Qué sucede cuando todas las familias de Valencia acuden a algún sitio? Que el lugar se convierte en un parque de atracciones o en un segundo zoológico repleto de diferentes especies de humanos los cuales se dedican a golpear cosas, a dar constantes gritos y a correr. Se hace imposible poder ver animales cuando todos los niños se agolpan en la misma zona y además, los animales se asustan y por consiguiente, se esconden. Por este motivo, se hace muy difícil disfrutar del lugar y especialmente ver a los animales.

Los niños ocupan todas las cristaleras y ponen sus sucios deditos en todos lados haciendo que los cristales den verdadero asco. Además, siendo que los animales se esconden de terror puedes ver las especies que se te permite o que están visibles pero no lo que deberías. Lo más evidente en este lugar es la incomodidad que los animales incluyendo humanos pueden llegar a sufrir en días de masificados. Bajo mi punto de vista, no es tan complicado que los padres lleven a sus hijos de la mano y que les expliquen que han de estar calladitos para evitar que los animales se asusten y se escondan, ¿cierto?. Es un tema de respeto a los animales y a los que están su alrededor.

Por otra parte, pude darme cuenta de que no había mucho control por parte de la organización para evitar esta clase de situaciones lo cual me parece criticable. Creo que no es un desafío limitar el aforo a las areas pequeñas o con necesidad de tranquilidad. También veo posible que los seguridades llamen la atención a los padres que no controlan a sus niños o que llevan comida para dar a los animales. Con educación nadie se debería de sentir ofendido.

Aparte de mi primera impresión, que como podéis ver no es especialmente buena, también he de reconocer que el sitio es muy bonito y agradable para pasear y disfrutar de la naturaleza en días menos masificados. Lo que hace diferente el Bioparc es el hecho de poder ver a los animales en su hábitat. No están en jaulas propiamente dichas, son extensiones grandes de terreno muy similares a su hábitat original para que el animal pueda sentirse como en casa.

El precio por persona adulta ronda los 24€ y el precio de los niños es de 18€. También puedes adquirir un pase anual que cuesta 50€ para adultos y 38 para niños. Ciertamente parece más interesante comprar un pase anual que una entrada diaria. Estos pases son de lunes a domingo pero hay alguna que otra opción más, si entráis en la web están todas las tarifas.

Una visita puede durar entre 2 y 3 horas si no paras a comer o a tomar café. Creo que podrías pasarte el día completo alli dado que es un sitio excelente para relajarse. Sentarte a tomar un café en medio de la sabana ficticia es muy recomendable.

El parque tiene una extensión de diez hectáreas y cada sección está perfectamente ambientada. Encontramos el Bosque Ecuatorial, Madagascar, los Grandes Humedales y la Sabana.

Las especias que podemos ver en el parque son las siguientes:

Bioparc

El parque consta de unas vistas perfectas y además tienes bastante oferta de restaurantes, cafeterías, tiendas y ocio. Lamentablemente y a pesar de que el lugar está muy bien recreado y en buenas condiciones, aunque mejora mucho comparado con el antiguo zoológico, no puedo evitar sentir tristeza al saber que animales como el gorila, el elefante o el león están atrapados y nunca sabrán lo que realmente es correr libres. Tengo la total convicción de que los animales no deben de ser felices en este ambiente. Los animales no están en este mundo para nuestros divertimento, educación o entretenimiento. Nosotros no deberíamos de ser el centro de este mundo. Me veo en la obligación de pensar en el sufrimiento que padecería cualquier ser humano si se encontrara atrapado para que otras especias pudieran saber que es y como vive. Que te encuentres en una mansión no significa que seas libre y feliz. Al final, sigues sintiendo la ausencia de la libertad. ¿Con que derecho hacemos esto a los animales? ¿Es posible deshacernos de todos los zoos? Si queremos ver animales podemos visitarlos en su hábitat o ver un documental, ¿no?.

Antes de ir al Bioparc pensé que vería animales más libres pero no fue así, son animales en jaulas muy grandes que simulan su hábitat. El ser humano parece ser incapaz de entender las consecuencias de sus actos. Muchas personas opinan que los animales carecen de entendimiento y por ello, no empatizan con ellos. Otras, simplemente prefieren pensar así para excusarse, supongo. Mi pregunta es, ¿somos capaces de asegurar que un gorilla no tiene entendimiento? No lo creo.

Me despido con esta reflexión y con la esperanza de que algún día deje de picarnos a todos la curiosidad de ir a zoos y empecemos a dejar vivir a las demás especies en libertad.

PD. Siendo justa quiero decir que el Bioparc colabora con la investigación para lograr la preservación de especies. Esto es un punto a favor del centro. Si quieres saber un poco más sobre este tema pincha aquí.

Un saludo,

YO 😊

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s